Los mejores especiales de stand-up de Netflix y HBO

Los mejores especiales de stand-up

Los monólogos, especiales de comedia y rutinas de stand-up han sido, son y van a seguir siendo pilares fundamentales de las plataformas de streaming. Las compañías gastan auténticas millonadas en atraer a los mejores cómicos y esto ha derivado en que el nivel de este sector alcance cotas inesperadas. Para que no tengas dudas de cuáles son los programas no te debes perder, en Selectra TV recopilamos los mejores especiales de stand-up de Netflix y HBO.


Inside - Bo Burnham (Netflix, 2021)

 

Bo Burnham, además de un cómico top, ha sido youtuber y director de películas. Se encargó de escribir, rodar y editar para Netflix en plena pandemia. Su obra, 'Inside', abarca temas como la deriva de la salud mental colectiva durante el confinamiento, los demonios de su cabeza e incluso el suicidio. Lo hace de una forma inteligente y con una habitación como escenario. Todo esto ha convertido 'Inside' en uno de los mejores especiales de stand-up del siglo.

Live in London - Flight of the Conchords (HBO, 2018)

 

Hacerlo, además, mezclando estilos musicales que van del pop, al folk, pasando por el hip- hop, está a la altura de los genios. Flight of the Conchords demuestra que lo son con su 'Live from London'. Un espectáculo basado en conversaciones hilarantes, combinadas con música de forma constante. Todo ello conforma un espectáculo de comedia distinto, original e imprescindible. Aún así ha recibido críticas de los más puristas del stand-up. De lo mejor de la comedia de HBO.

100% Fresh - Adam Sandler (Netflix, 2018)

 

Adam Sandler, le pese a quien le pese, es uno de los mejores cómicos de la historia. Y, sobre todo, uno de los más honestos sobre el escenario. En ‘100% Fresh’, el actor ofrece un espectáculo total que combina risas y buen rollo con más de una veintena de canciones, con momentos de llorar a moco tendido. Tras ver este especial de stand-up, cualquier persona estará de acuerdo con Netflix al haber firmado un contrato de 10 millones de dólares con Sandler por cada una de sus películas. No son las mejores películas de la historia pero arrasan en visionados.

Dirty Clean - Pete Holmes (HBO, 2018)

 

Llevar una conversación trivial y absurda a una zona personal e introspectiva es un acto de desnudez a la que no muchos cómicos se exponen. Pete Holmes no sólo hace que parezca sencillo, sino que lo expone de tal manera que el público empatiza con su historia, mientras se retira las lágrimas que le provoca la risa. Y eso que Pete Holmes no toca temas cómodos en ‘Dirty Clean’, precisamente. La vida, la muerte, las mascotas, la jubilación o cómo todo es absurdo a lo largo de la vida, poniendo como ejemplo el propio planeta. Puedes disfrutar de este stand up en HBO.

This is me now - Jim Jefferies (Netflix, 2018)

 

Jim Jefferies pasa por ser uno de los cómicos más salvajes y deslenguados del panorama humorístico global. Si el espectador se sonroja o se lleva las manos a la cabeza, este australiano deslenguado sabe que está haciendo bien su trabajo. Y en ‘This is me now’ lo borda. Habla de famosos demasiado cariñosos, de política, de hipócritas, pero también de los fracasos y reveses que ha tenido que afrontar a lo largo de su carrera. Y es que, para reírse de los demás, lo primero es reírse de uno mismo. Puedes verlo en Netflix.

Live at the Apollo - Amy Schumer (HBO, 2015)

 

Si no fuera suficiente con Amy Schumer, este especial de HBO fue dirigido por Chris Rock. El resultado es una obra maestra del stand-up en el que la cómica se ríe de sí misma y del alter ego que creó cuando se subía a un escenario. Además, deja algunas experiencias en primera persona con las que te seguirás riendo días después de ver el especial. El día que conoció a Kate Upton o sus reflexiones sobre la ropa íntima de mujer son dos de los momentos top de un especial de stand-up no apto para mojigatos.

Sticks and Stones - Dave Chapelle (Netflix, 2019)

 

La polémica convertida en cómico de la mano de uno de los grandes veteranos, que la conocida plataforma VOD, Netflix, recuperó por nada menos que 20 millones de dólares por especial. ¿Valió la pena? Cada céntimo que le pagaron. En ‘Sticks and Stones’, Dave Chapelle habla de la cultura de la cancelación, de armas, de minorías, de abusos y de drogas, entre otros temas controvertidos. Al final del especial, consigue sus dos objetivos: que el espectador llore de risa y que sus dardos mantenga vivo el especial más tiempo del esperado. Un genio del humor.

Feelings - Ramy Youssef (HBO, 2019)

 

Conocido por tener su propia serie, ‘Ramy’, este cómico de origen egipcio ha sabido hacerse un hueco en el complicado mundo del stand-up, con un tono personal y muy reconocible. A pesar de tocar temas ya manidos, como el mundo de la seducción, el sexo o los traumas con los padres, en ‘Feelings’ los aborda desde la propia culpabilidad, lo que le da un punto de vista distinto al habitual. Si te gusta su serie, el especial te va a enamorar. Y si no las has visto, y te gusta el especial, lo siguiente que debes hacer es ver la serie. No te lo pierdas en HBO.

Nanette - Hannah Gadsby (Netflix, 2018)

 

Hannah Gadsby estaba enfadada pero, en vez de tuitearlo, hizo un especial de comedia para Netflix llamado ‘Nanette’. Y arrasó. Arrasó porque contó, en primera persona, los abusos que ha sufrido debido a su condición sexual. Y lo hace dando nombres, apellidos y contando sus propios traumas. Es curioso que de un tema tan delicado y de haberlo vivido en primera persona, haya sido capaz de sacar su lado más humorístico. Un especial de stand-up imprescindible en los tiempos que corren. Puedes verlo en Netflix.

Humanity - Ricky Gervais (Netflix, 2018)

 

Diez años llevaba Ricky Gervais sin grabar un especial. ‘Humanity’ demostró que la espera valió la pena. El cómico británico confiesa su pasión por Twitter y, sobre todo, por la gente que se toma todo de manera personal en esta red. Obviamente, en 78 minutos que dura el especial, también le da tiempo a criticar a pseudo famosos que se creen dioses, a hablar de la muerte y, por qué no, de los silbatos. Una maravilla para ver varias veces en Netflix.

Bendito alcoholismo - Carrie Fisher (HBO, 2010)

 

Este especial de comedia parece, a toro pasado, un epitafio en clave de humor de una Carrie Fisher que se fue de forma inesperada. En ‘Bendito alcoholismo’, la actriz desnuda su alma y muestra todos los demonios a los que se enfrentó durante su complicada pero fascinante vida. Adicciones, enfermedades mentales, ser una estrella precoz o el hecho de que su padre tuviera una aventura con Elizabeth Taylor. Y todo sin pecar de autocomplaciente. Todo lo contrario, la naturalidad de Carrie Fisher sobre el escenario recuerda al mundo por qué se enamoró de ella a finales de los 70. Está disponible en HBO

Not Normal - Wanda Sykes (Netflix, 2019)

 

A pesar de que Donald Trump suene a pasado, no debemos olvidar que fue presidente de Estados Unidos durante cuatro años. Durante su mandato, la actriz y cómica Wanda Sykes le dedicó uno de los mejores especiales de stand-up del siglo XXI. La veterana comediante repasaba la situación del país y cómo la vida y las costumbres de los norteamericanos cambiaron con la llegada de Trump a la Casa Blanca. Imprescindible. Y sí, la cara de Wanda Sykes te suena, entre otras, de una de las mejores series de la historia: ‘Curb your enthusiasm’. No te la pierdas en Netflix.

¿Quieres más risas? Cuando hayas visto estos especiales de stand-up, puedes repasar algunas de las mejores películas de comedia de la historia. Y si lo que te apetece es una serie, ve de cabeza a ver ‘Fleabag’, en Amazon Prime Video.

Actualizado el

Disfruta de más programas: