Crackle es un servicio de streaming que llegó a México ofreciendo un servicio gratuito que, después de un tiempo, tuvo que pasar a estar ligado a proveedores de TV de paga. Aquí te contamos qué es Crackle México, su legado y alternativas.


Crackle dio aviso de que el servicio que había estado proveyendo a los usuarios, dejaría de estar disponible a partir del 30 de abril de 2019, por lo que los invitaba a seguir viendo series y películas exitosas a través del canal Sony, AXN y sus aplicaciones.

¿Qué es Crackle?

Qué es Crackle
 

Crackle fue un servicio de streaming que funcionó en México y América Latina desde 2012 y hasta 2019, cuando Sony, su empresa matriz, decidió dar por finalizado el servicio ante la inviabilidad económica.

Y es que Crackle tuvo como principal objetivo ofrecer a sus usuarios una experiencia con contenidos completamente gratuitos, legales y sin necesidad de registro.

A cambio, la plataforma servía anuncios y publicidad a los usuarios, con el fin de monetizar y cubrir los costos de operación.

En 2017, el servicio dejó de ser gratuito para todos los usuarios, para seguir siéndolo sólo para aquellos con una suscripción de televisión de paga.

Dispositivos donde ver Crackle

Dispositivos donde ver Crackle
 

Como la monetización se daba a través de publicidad y anuncios, resultaba importante que Crackle tuviese una presencia tan amplia como fuese posible, con el fin de llegar a la mayor cantidad de gente que consumiera sus servicios.

Por lo anterior, Crackle podía encontrarse en prácticamente todo dispositivo que pudiera conectarse a Internet y contase con una pantalla.

Así, podías usar este servicio en TV’s, los sistemas operativos móviles iOS y Android, consolas como Xbox y Playstation y, además, tenía compatibilidad con dispositivos y sistemas como Roku, Google Cast y el Fire Stick de Amazon

Funcionamiento de Crackle

El funcionamiento de Crackle era muy similar al de otras plataformas de streaming, como Netflix, Amazon Prime Video, Claro Video, etc., pues consistía, por lo general, en descargar la aplicación, elegir tus contenidos y comenzar a disfrutar.

Aquí, desde luego, la diferencia es que no tenías que desembolsar un peso, y que no era necesaria la creación de una cuenta, por lo que sin duda resultaba una opción sumamente atractiva.

A partir de 2017, cuando cambiaron las políticas de uso, fue necesario que los usuarios interesados en disfrutar de Crackle, tuviesen una suscripción activa con algún proveedor de televisión de paga.

Contenidos de Crackle

Crackle ciertamente resultaba una buena opción para disfrutar de una amplia variedad de contenidos, pues ofrecía, cada semana, nuevas películas, llegando a un total de 150 títulos, una cantidad nada despreciable para un servicio gratuito.

Entre los estudios cuyas películas podían encontrarse en Crackle, tenemos a Disney, MGM, Lionsgate, Columbia Pictures, TriStar Pictures, Screen Gems, Sony Pictures Classics entre otros.

Podían también disfrutarse series originales, como Preacher, Snatch: La Serie, StartUp, Supermansión, Absentia y más; así como también a seriesopulares de la TV como Criminal Minds, Scorpion, NCIS, Black-Ish, entre otras.

Alternativas a Crackle en México

Alternativas para ver Crackle
 

La salida de Crackle del mercado latinoamericano (todavía puede usarse en Estados Unidos y Australia), nos enseña que el modelo de negocio gratuito puede no resultar el más acertado, en especial, si se dejan de lado ciertas exclusivas, la calidad, así como la vigencia y novedad de los contenidos.

De esta manera, hemos podido ser testigos de cómo plataformas como Netflix, YouTube Premium, Amazon Prime Video y otros, han crecido gracias a producciones originales y exclusivas, sin importar que sean de cobro ni el ajuste a la alza de los precios.

De esta manera, tenemos que los usuarios han mostrado una clara preferencia por la calidad y la novedad, por las que no les importa pagar una cuota al mes o más, dependiendo de si tienen contratado más de un servicio.

Teniendo esto claro, podemos recomendar, como excelentes alternativas a Crackle, las siguientes:

  • Netflix: Netflix sigue siendo, desde su llegada a México en 2011, el principal servicio de streaming. Su éxito inicial se debió al ofrecimiento de series y películas del vecino país del norte, pero ha sabido mantener la preferencia de la audiencia mexicana con la producción de series originales dirigidas a este mercado, del que posee una cuota de mercado superior al 80%.
  • Youtube Premium: Este popular servicio de Google es uno de los más vistos y usados en nuestro país. Cuenta con dos modos de uso: el gratuito y el de suscripción. Ambos te permiten ver todo el contenido disponible en la plataforma, pero si optas por usarlo de manera gratuita, tendrás que ver anuncios publicitarios, de los que te librarás si pagas los $119 pesos mensuales que cuesta ($69 si eres estudiante). Además de eso, si te vuelves usuario Premium, podrás descargar el contenido a tus dispositivos y gozar de YouTube Music, la competencia de Spotify. De todas las alternativas, YouTube es posiblemente la más parecida a Crackle.
  • Claro Video: Si quieres algo de manufactura mexicana, Claro Video es para ti, pues siendo propiedad de América Móvil, puedes disfrutarlo de manera gratuita al contratar tu servicio de Internet residencial con Telmex. Como sus competidores, Claro Video ofrece un amplio catálogo de series y películas que van cambiando conforme se van renovando o cerrando los contratos y licencias. Además, puedes contratar servicios extra, como HBO, FOX+ y Noggin.
  • Blim: Este es otro servicio de manufactura mexicana y, siendo propiedad de Televisa, ya te imaginarás su punto fuerte: Todos los canales (de los que 30 son en vivo) y programas de la televisora, más una serie de contenidos, por $109 al mes.
  • Amazon Prime Video: No podíamos olvidarnos del servicio de Amazon que, con una agresiva estrategia, ha podido crecer hasta alcanzar el segundo puesto en la cuota de mercado, justo por detrás de Netflix. Además de series originales, Prime ofrece acceso a una serie de contenidos curados de manera temática, como películas ganadoras de premios, clásicos del cine mexicano, etc. Si a esto le sumamos que su precio es de $99 pesos al mes, e incluye envíos gratis y rápidos de su plataforma de comercio, así como acceso básico a su servicio de música, Amazon Music, entonces tenemos que es una opción muy tentadora.

Todas las Plataformas de Streaming